EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Enero 2015  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

Antropofagia Hispana

Por A. Quijano - 15 de Enero, 2015, 23:32, Categoría: General

 

Aun no sé cómo voy a titular esto. El primer título que me viene a la cabeza es demasiado largo y es en cierto modo, simplista. Vendría a ser algo así cómo: El ultra liberalismo; de Pinochet a la Sanidad Pública valenciana de Francisco Camps y Rajoy

Si, sé que hay autores que no dudarían en usarlo, pero no me gusta, es muy largo.

Las masas, incluidas las cultas, no alcanzan a entender en toda su dimensión lo que fue realmente el golpe militar de Pinochet en Chile, y esto es debido a que los medios de comunicación ya entonces, eran corporativistas, pertenecían en distintas medidas a corporaciones institucionales o privadas y lo que allí ocurrió, se estuvo fraguando durante casi tres largos años en los que las distintas corporaciones privadas templaron y afilaron, limpiaron y engrasaron, al tiempo que se municionaban para cuando el paquete económico diseñado por la Universidad Económica de Chicago bajo la batuta de Milton Friedman, denominado El Project Chile, estuviera listo para su implementación. En el mismo paquete económico alguien anotó: “No es aplicable en democracia”. Y, durante aquellos tres largos años en los que se intercambiaron “personal y alumnos” entre la Universidad de Chicago y la Universidad Católica Chilena, unos para formar en Chile y otros para ser formados en Chicago, se implicó al ejército chileno a través de un General que traicionaría gravemente a su país a favor de las multinacionales que expoliarían Chile en los años venideros. El General Augusto Pinochet fue nombrado Comandante en Jefe del ejército chileno por el mismo Presidente Allende tan solo 19 días antes de que traicionara a su Presidente y a su Pueblo  soltando sobre todos ellos los tanques, aviones y a los perros de la guerra. La conspiración de dos universidades, políticos, parte del ejército chileno y sus servicios secretos, la CIA, la corporación ITT y otras, Nixon, Kissinger; no fue detectada por nadie durante los tres largos años en los que se perpetró contra, principalmente, el Pueblo chileno. Como dice uno de los párrafos de la denuncia presentada en 1998 por las victimas de aquella barbarie:

 Ese criminal golpe no fue por cierto una locura matinal del dictador. Ese crimen de lesa patria y de lesa humanidad se vino fraguando con tiempo y en esa sórdida conspiración de políticos, mandos de las Fuerzas Armadas, dueños de medios de prensa, poderosos empresarios y aparatos de inteligencia extranjeros, participaron muchos individuos que nunca han sido procesados y que siguen gozando de inmerecida impunidad y libertad.

El tema de la acción encubierta en Chile lo podéis ampliar si os interesa con la lectura de los informes de dos comisiones del senado norteamericano, los informes Church e Hinchey en:

http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/encubierta.html

http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/hinchey-e.html

Si sois personas normales no va ayudaros ha comprender cómo puede un militar traicionar a su Pueblo para mal venderlo, eso no, pero conoceréis que para poder malvender las propiedades del Pueblo chileno se sacó los tanques a la calle, y dispararon contra éste, y pasaron sobre los muertos con sus cadenas. Y sobre Santiago de Chile volaron bajo los cazas del ejército chileno, por entre los edificios, y abrieron fuego contra su Pueblo y destruyeron la sede de la Presidencia y con ella, la libertad y la democracia que tanto promulgan los Estados Unidos de América, en sus películas.

No voy a entrar en el después para el pueblo chileno, ni os contaré quien fue Víctor Jara, ni nada de todo eso, en Internet hoy está todo. Mi interés está en señalar a los autores intelectuales de aquella matanza y la palabra me suena en este asunto como las matanzas de los pueblos manchegos, con sus alaridos. Ya puede hacerse notar el cerdo, todos los saben en el pueblo, y esperan con la barbacoa encendida, a que le lleguen sus chorizos.

Hoy, en pleno siglo XXI, en Europa se ha puesto en práctica la explotación del Pueblo por parte de las multinacionales hasta sus últimas consecuencias. Los dirigentes del norte, alemanes, han cerrado el circulo de la opresión sobre los pueblos soberanos más débiles y con la inestimable ayuda de los políticos corruptos o débiles mentales que los debe de haber, se deja a familias enteras sin hogar a favor de Fondos Buitre a los que se les vende propiedades estatales para que ejecuten los lanzamientos libremente. Se arruina la vida de millones de seres humanos, se castiga al hambre y el frío a la población y se le expolia los derechos de atención sanitaria y de defensa ante las injusticias, privándolo del acceso a la justicia. Todo ello ejecutado por personas que fueron formadas bajo las doctrinas neoliberales que Milton Friedman y su socio en incontables trabajos conjuntos el austriaco Frederick Hayec, enseñaron a través de la Sociedad Momtpelerín y otras sociedades que instrumentaron con el fin de llegar a éste, nuestro presente.

Y salen de su casa todos los días engañando a sus familias, que creen que su querido papá o mamá trabajan de médicos, o de asistentas sociales o de jueces y fiscales que van a por los malos. Pero no es así. El médico trabaja en dilatar y dilatar, alargar y alargar, hasta que al fin no queda nada que dilatar o alargar. La asistenta social obedece ordenes todos los días y las ejecuta, de dilatar y alargar, y si ve la posibilidad, expoliar cualquier derecho que le quede al desgraciado al que debiera, asistir. De los jueces y fiscales me abstendré, te hunden sin más razón que fijarse en cualquiera que los señale.

Los políticos que implementan estas políticas miserables acaban la jornada y se van a casa, y viven y sonríen con sus allegados sin remordimiento alguno, es su trabajo. Es lo mismo que se dicen todos los verdugos que lo son en este mundo, --“es solo mi trabajo”. 

Alonso Quijano