EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Abril 2013  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

Abril del 2013

La Filosofía del Recorte Social

Por A. Quijano - 6 de Abril, 2013, 22:31, Categoría: General





























Sr. Juez:

 

Es absolutamente encomiable su gesto, pero cualquiera que se asome periódicamente a los medios, aunque sea solo un poquito como es mi caso, todos los excesos se pagan y me raciono ese asunto como me raciono el tomar un buen whisky de vez en cuando entre los acordes del buen jazz o fusion; en España no existe la justicia porque se cerró en falso hace más de 35 años ya, la justicia para todos, en libertad y en carencia absoluta de impunidad. El resultado es ésta nauseabunda sociedad que ha permitido lo de las preferentes, sin que ninguno de sus colegas o usted mismo haya de oficio, tomado cartas en el asunto en el expolio por estafa de más de un millón de personas; que son un millón de familias, que supone la fría cifra de un 2% de la población española, solo los afectados, si añadimos a los familiares que sufren las consecuencias, estamos hablando de más de un 5% de habitantes de este país afectados por esa gran estafa de bancos y Estado.

O los desahucios, claramente han dicho en Europa que los leyes que se aplican en España en relación a los desahucios son «ilegales», ilegales e inmorales añado yo ¿donde los jueces? ¿y la justicia? No parece que vivamos en el mismo país. Están aplicando el derecho romano sobre un invento griego y poco sentido le veo a la aplicación de las leyes del fascio en el siglo XXI sino, para la sumisión por el yugo del Pueblo al que se humilla con esta aplicación.

No es esto democracia. La democracia es el nombramiento de unos administradores por el Pueblo para que gestionen los asuntos del grupo, del país. Que se deben a éste, al Pueblo. En cambio hace mucho tiempo que nos dieron el cambiazo; yo tomé conciencia de esa realidad el día que escuche a Felipe González aquello de «democracia vigilada». Fue como un rayo de luz que iluminó con claridad meridiana entre las bambalinas del teatro político español. La impunidad fue largamente trabajada e instituida al fin por y para todos los poderes españoles, así mientras se somete a un régimen casi marcial, con unas sentencias claramente desproporcionadas para los pequeños delitos al Pueblo más humilde y desfavorecido, por las políticas económicas abusivas e injustas, la clase política se ha blindado con aforamientos, indultos que se dan unos a otros cuando al final los cazan o con gran cobardía, achicando al juez que los ha de juzgar, la cobardía del implicado y del juez de turno, ¡que realmente se achica!.

Con el tiempo lo han perfeccionado de tal forma que se ha convertido en un picadero, el Pueblo español se ha convertido en la yeguada de estos miserables traidores. De nuestros impuestos se construyen las instalaciones por ejemplo de la distribución del agua, ésta que pagamos luego a alguna empresa privada que saca beneficios con los abusivos precios de este bien que de esta forma, no todos se pueden permitir. De nuestros impuestos se construyen los hospitales que luego dan a amiguetes, a los que se les paga una fortuna para luego volver a hacernos pagar mientras se enchufan en las empresas concesionarias, con absoluto descaro e impunidad, los mismos tipos que privatizaron este o aquel servicio ¿Donde los jueces?. Impera la doble o triple imposición, todo se hace con nuestro dinero que a través de los impuestos aportamos, incluso sus sueldos. Por ejemplo las carreteras: Impuesto de matriculación, de circulación, el IVA, el incremento patrimonial, el abusivo Impuesto Especial de Hidrocarburos, la hora, la ITV y por si todo esto fuera poco, se sacan la seguridad vial para montar el gran negocio de las multas. Y mi opinión en esto es la de alguien que ha estado 15 años de distribución de mercancía propia o de terceros y es cierto que las imágenes delatan lo que hacen cuatro, pero son las que nos sacan en las televisiones para justificar la represión de la que el conductor es victima, represión; mi opinión decía es que a algunos deberían triturarles el carnet de conducir al instante de cazarlo --¿Me deja su carnet por favor?-- En cambio se ha convertido en una sucia forma de «recaudación ejecutiva». Después de todo esto por si fuera poco, las carreteras por las que se puede circular las hacen de peaje. Y esto de las carreteras es solo un ejemplo de la perfección del saqueo de Estado, pero ocurre en todos los ámbitos de la ciudadanía, se ha vuelto al abuso de exprimir al ciudadano por los medios que sea; por vía ejecutiva te echan encima a la fuerza pública que pagas con tus impuestos para tu seguridad, pero está al servicio de todos los sátrapas; bancos estafadores, recaudadores estafadores, políticos miserables y estafadores, filosófica y programáticamente hablando. ¿Donde los jueces? ¿Y la justicia?

Esta filosofía bastarda para con el Pueblo no es nueva, solo que ahora se practica sin esbozo.

¿Donde si no en España se puede ver a un Fiscal Anticorrupción ejerciendo de abogado defensor de una imputada? ¿Donde están los límites del esperpento nacional? ¿Donde queda la marca España? Solo aquí. Y así nos va en cuanto a la corrupción generalizada, el oficio del señor Fiscal Anticorrupción no es el de salvar semi princesas en apuros. ¿Pobre niña rica? ¿O es la institucionalización de la Impunidad¹º?

 

Alonso Quijano