EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Mayo 2012  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

Vivir y morir en Valencia (España). Parte uno

Por A. Quijano - 17 de Mayo, 2012, 3:13, Categoría: General



































http://info15mxixon.blogspot.com.es/2011/06/violencia-policial.html


Llevo ya algún tiempo sin escribir. Y es que van quedando cosas pendientes que con la rapidez que todo circula son difíciles de expresar. Ahora, en el resto de España, van a cambiar cosas que sin embargo aquí en Valencia llevamos conviviendo con ellas más de diez años, que son los que puedo aportar de “memoria histórica sanitaria” propia.

A ver si puedo organizar mis ideas para luego intentar transmitíroslas.

En Valencia reina el PP desde 1995, gracias a un pacto con un partido nacionalista regional, UV, que entre sus más destacables incongruencias políticas está la de haber expulsado a sus juventudes “Joventut Valencianista”  por considerarlas “demasiado nacionalistas”.  Técnicamente estamos hablando de un partido conservador español cubriendo el espacio de un partido nacionalista. Yo tuve la oportunidad de conocer a algunos de sus dirigentes, que compartían población con otro partido emblemático de Valencia, “España 2000” a cuyo fundador conocí personalmente en un penoso asunto de desahucios en la tercera edad, “es abogado” y desde entonces, sin pretenderlo he ido siguiendo su estela, por lo llamativa y vistosa de ésta es imposible no verla. Como decía conocí a algún dirigente de UV, yo hacía unos meses que había perdido la última línea de vida que me quedaba en una empresa propia y arruinado buscaba cosas que comercializar, este señor tenía una fábrica de un producto de gran rotación y llevaba ya tres o cuatro meses colaborando con ellos cuando en una conversación, sincera, siempre lo soy, aunque a veces no ayude, le dije algo así como que lo que no entendía era como se podía ser Nacionalista Valencianista y a la vez Nacionalista Españolista, ambos términos claramente contrapuestos, antagónicos. Ya entonces tenían problemas en el partido y el hombre, un pragmático hombre de negocios me sugirió, jamás entendí sus intenciones, que fuera ha hablar con sus colegas a la sede del partido, no lo hice, estaba fuera de lugar. Pero, con el tiempo y a la muerte de su líder, V. G. Lizondo, el partido fue absorbido por el PP. También conocí personalmente a Mª Dolores García Broch, del mismo pintoresco partido. Dejadme que os cuente mi experiencia personal con esta señora. Tomé contacto con ella, sin saberlo, el día que matriculé en su academia privada al que hacía unos meses era mí tutelado, mi hermano de trece años. El chico había tenido problemas con los estudios que yo detecté al poco de hacerme cargo de él. Tras dura lucha, primero con el prostituido sistema de enseñanza público de la época, principios de los 90 del siglo pasado; a cambio de ayudas oficiales llenaban aulas de chicos que ya tenían problemas para aprender en su idioma, para enseñarles todas las materias en una lengua no materna, el valenciano, que en un ejercicio de estupidez política difícil de entender separan del catalán creando un problema absolutamente esquizofrénico a los catedráticos de la zona que se ven en la disyuntiva de apoyar la demencial y enfermiza política lingüística o se van a dar cátedra a Cataluña si encuentran plaza, o a China.  Cuando lo descubrí los llamé ratas y me llevé al chico. Evidentemente yo era un absoluto novato en todo lo relacionado con la enseñanza, y el ejercer de padre, pero claro, eso se aprende andando. El primer problema vino al buscar un centro que impartiese clases sin religión, a lo que el chico y yo ya teníamos derecho; tras pasar por otro centro privado en el que se me intentó estafar diciéndoseme que no había clases de religión al matricularlo, para el día de la compra de libros meter un texto en el que en su título estaba la palabra “pecado”, llegamos a la Academia García Broch. Para mí todo aquello fue una dura experiencia. Yo entonces me creía la sociedad ficción que los medios y los políticos difundían y encontrarme de frente con la impotencia de ver como se me “chuleaban” los derechos que en teoría tenía, supuso un baño de realidad. Veréis, tanto el día que fui a matricular al chico a la García Broch como el día anterior que me estuve informando sobre el curso de pre-graduado escolar, la puerta siempre estuvo abierta, aquello era como el curso deseado ¡era lo que el chico necesitaba! Sin duda alguna. Se trataba de un curso de pre-graduado escolar previo al examen para sacar el título, con lo que le procuraba al chico un avance en su atrasado nivel para que al menos tuviese la posibilidad en uno o dos años de adelantarlo al graduado. Ya iniciadas las clases una tarde al llegar a casa el chico tenía una nota que le habían hecho copiar de la pizarra en la que se le comunicaban las materias de estudio de dicho curso. En las materias de estudio había desaparecido lengua extranjera, obligatoria en Graduado Escolar y había aparecido ¡religión! Que en Graduado no existe, no es ni opcional. Pensando que era un error me dirigí a la García Broch, con el chico y mi compañera. La puerta de la academia como siempre seguía abierta. Me acerco al mostrador y le pregunto a un señor con quien puedo hablar sobre el asunto. Me responde él mismo que le parece extraño que no me informasen ya que ellos son un centro Católico, Apostólico y Romano y así reza en la puerta de entrada, abierta quedaba el mencionado letrero pegado a la pared. Muestra de mi estado anímico de entonces, decidí esperar al director, que no tardaría en llegar según aquel mismo individuo. --“Debía de ser un error por mucho que éste dijera” pensé, Graduado es Graduado y punto. Sentado en el banco de madera con respaldo en la pared que enfrentaba con el mostrador y que unía la puerta de entrada prácticamente con el despacho del director, mientras esperábamos a éste, la puerta del despacho se quedó con la luz encendida y tras su sillón se distinguía con claridad una bandera inconstitucional, la del dictador y criminal de guerra Franco. Me levanté, entré en el despacho y comprobé que la bandera era la que parecía tocando el trapo. Salí del despacho y exigí la devolución de todo lo pagado hasta ese momento. El tipo del mostrador se debió de ver en todas las televisiones porque no dudó un solo segundo en anular la matrícula. La academia era propiedad de María Dolores García Broch y hermana. Esta señora era Concejala “de educación” del Ayuntamiento de Valencia y Presidenta del Consejo Escolar Municipal por aquellas fechas, era evidente que no iba a permitir que “un rojillo” se saliese con la suya. Lo que me vendió fue una de las más sucias estafas con las que me he encontrado a lo largo de mi vida y de la que el chico no salió bien parado. Bueno, le conseguí una  plaza de formación profesional, pero aquello fue un autentica estafa caudillista, católica, apostólica y romana.

Ya he contado todo esto antes, pero ¿Cómo os sitúo en Valencia (España) si no os meto en el ambiente? Para los que se pregunten que es lo que tengo contra la enseñanza de religión católica os diré, primero; leed Dos mil años de tortura en nombre de Dios, su autor es un catedrático de religión católica de la Universidad de Münster, Alemania, Horst Herrmann. Segundo; comenzad al menos a leer la “enciclopedia” Historia Criminal del Cristianismo, de Karlheinz Deschner. Luego buscad La Historia de la Sagrada Inquisición y su servicio, primero a los Reyes Católicos y luego al resto de sátrapas que los heredaron.  En tercer lugar os buscáis textos sobre, los franciscanos de Jasenovac, (la entrada Jasenovac de Wikipedia, si bien es absolutamente endeble con la Iglesia, al final da datos relevantes que no puede obviar (Pavilec Stepinac, ratline y otras valiosas informaciones) por lo que no objetaré). En España no se encontrarán pruebas del exterminio sistemático porque llevan 76 años eliminando pruebas, pero se hizo poco menos que en Yugoslavia ¿como no van ha controlar lo que “la memoria histórica” destapa?  Si aun no has vomitado de repugnancia toda tu fe, ríndete, eres de ellos, el bautismo y la lavada de cerebro de papás, tiets, abuelas y todos los que te han mantenido en esa estupidez ñoña y fantasiosa, en el absurdo que son los catecismos, han ganado la partida, lo que sea que se atrofia con esas prácticas tu lo tienes absolutamente capado. Pero, antes muerto que permitir que un hijo mío caiga en sus manos, por eso decidí hace mucho tiempo que puesto que no puedo controlar su enseñanza, no lo he de engendrar, que los tengan ellos. O que los roben.

Conocí al fundador de España 2000 durante un trabajo de compromiso. Meses antes había alquilado los servicios de una retroexcavadora para rellenar los huecos de maquinaria en una nave industrial que durante décadas había sido fábrica de chapas de madera. Esta actividad se desarrolla con máquinas grandes y pesadas que en muchas ocasiones se agarran dos y tres metros en el hormigón. Fue una relación cordial y muy profesional, así que el día que me llamó y me pidió que fuera con uno de sus hijos a desmantelar un invernadero, para cortar el hierro que impidiese el avance de la máquina no lo pensé, lo tomé como una cortesía por mi parte. El día indicado estábamos allí a las siete cuarenta y cinco de la mañana. Localicé el punto y nos fuimos a tomar un café. Al pasar por la puerta del invernadero, que formaba parte de una vivienda de dos plantas, había aparcado un llamativo Simca Matra rojo de puertas abatibles hacia arriba, a su lado, dos tipos todo músculos se comían un Petit Suis. Al llegar a la cafetería vi por primera vez al fundador de España 2000, estaba allí hablando con un tipo alto que parecía ser el ejecutor del lanzamiento, porque de eso se trataba, iban a lanzar a un propietario derribando directamente, primero el invernadero, desconozco el resto del plan. Allí mismo contacté con el hijo de mi tocayo y tras tomar el café nos dirigimos al invernadero. Aun tuve tiempo de sacar una tarjeta al fundador. En esta se podía leer, Abogacía, con las tres últimas letras en un color distinto, cía. Me pareció un caso curiosísimo. En aquel entonces yo había tenido ya dos empresas mayoristas de dos sectores distintos, una en la costa turística, hasta Torrevieja y una segunda que distribuía hasta Murcia por el sur y hasta el norte de Castellón hacia arriba, no había tenido impagados en aquellos siete años. Aquel señor alteraba fuertemente  a mi natural curiosidad.

Cuando el hijo de mi tocayo me indica cojo la radial y el generador y cuando aun estoy desenredando los cables, que se me adelanta la máquina, sale un señor de unos 65 ó 70 años y se pone en medio de la máquina a lo “no pasarán”. A todo esto el Simca Matra y los anabolizados habían conseguido atraer la atención de los vecinos, que se habían ido reuniendo como testigos a la puerta del invernadero. Interviene entonces el fundador y a un gesto suyo los matones inmovilizan en el suelo con gran destreza a este señor en la tercera edad. Cuando parece que ya está hecho se les escapa y se pone de nuevo delante de la máquina. Oigo gritar al fundador –“¿Que me vas ha sacar la escopeta?” Noto la mirada de auxilio del hijo de mi tocayo, pregunta que hace, le señalo los hierros que salían del suelo, el abuelo por allí corriendo, y le hago gestos de sacar la máquina.

Ya fuera se me hecha encima el ejecutor diciendo cosas feas y amenazando. Parece que el plan era que pasase yo a cortar y así desactivar aquello sin que se viese implicada la máquina, pero no encajaban algunas piezas y cuando te dedicas a lo que yo me dedicaba entonces nunca se da un corte donde no se debe, los riesgos se deben ver claros y allí no lo estaban.  Se acerca conciliador el fundador y dice que todos hemos oído lo de la escopeta, yo le contesto que sí, a él, y comienzo a recoger lo mío. El ejecutor sabía tacos que yo desconocía.

Primero llamé a mi tocayo, le dije que su hijo se quedaba solo con mala gente; entonces me hacía bien el tonto, nunca sabias cuando te sería útil. Luego estuve hablando por teléfono con el sargento de  la Guardia Civil del cuartel de la zona, le dije que temía por la seguridad del abuelo y me marché. No estaba en posición de afrontar nada.

Yo era muy joven emocionalmente. Aunque si lo pienso sigo siendo un adolescente. Al fin y al cabo el fundador solo hacía su trabajo, el que hoy hacen las cajas de ahorro y los bancos, desahuciando abuelos y enfermos. Y los políticos como Zapatero y toda su plana mayor, o Rajoy y sus arquitectos de las palabras, como responsables directos de la situación que vive España.

Levantina de Seguridad ha tenido o tiene contratas con El Ejército de Tierra que yo sepa, con el Colegio de abogados de Valencia, con la Generalitat Valenciana y tiene seguidores entre los mismos directores de la policía, como el que está cobrando un sobre sueldo excepcional en un destino exótico tras haber dirigido la batalla contra el enemigo, con éxito, aquí en Valencia (España), contra terrible enemigo, los estudiantes de primaria y secundaria. Además es el único que ha pensado en el futuro de esa hija que todos podemos tener, que no encuentra trabajo en los sectores tradicionales. Es también el Jefe de Seguridad Jurídica de ANESLAS. Y es que mientras el resto se arma de doble moral el fundador no lo necesita. La verdad está ahí fuera. Me suena esto último.

Valencia. Yo me crié en Valencia capital. Solo en la inmensidad de un océano de almas solas. Unas, destructivas hasta inocularte su veneno, el odio; otras, entrelazándose con la mía para permanecer siempre en doloroso sentimiento de culpa e inspirar tristes vagos recuerdos de sueños inconcretos, como ese mal sueño que llevas unos días en la cabeza aun sin conocer exactamente su contenido. Y de fondo, la represión y la persecución de décadas. Ser libre no es una opción. Y se acumulan viejas palabras sobre viejos recuerdos que son la verdadera identidad de todos nosotros. (“¡la calle es mía! ¡Hay que enfriar la economía española! ¡España  es una democracia vigilada!) Y muchas otras que harían farragoso esto, pero, es la personalidad del valenciano, forjada a base de usar el viejo truco del palo y la zanahoria. Y como no, la influencia matriarcal. La mujer tiene en sus instintos más primitivos la elección del vencedor, del más capaz, del que puede facilitar la supervivencia; así que la elección de un Pueblo, el valenciano, que fue el último bastión de la república y como tal “especialmente educado” por los herederos “institucionales” de Vallejo-Nájera e imbuido hasta el hastío de una falsa religiosidad, con ostentosas adoraciones al becerro de oro y la falsificación de todo lo que pueda proporcionar un atisbo de claridad mental, solo puede ser la de la sumisión. Sumisión  a un sistema corrupto por largas décadas del uso del cura, la Guardia Civil y las largas penitencias de rodillas en la iglesia, o entre cucarachas en el calabozo, aunque aquellas eran negras; o boqueando torturado y torturador, sobre zurullos flotantes entre golpe y golpe, que contaba el gran Pedrolo. Es frágil la memoria. La sumisión que se inculcaba era de tal profundidad y perversión que ha llegado a nuestros días en forma de ¡cultura reivindicable! ¡San Vallejo!

Alonso Quijano

 

http://www.elplural.com/2012/02/21/antonio-moreno-que-ve-%E2%80%9Cenemigos%E2%80%9D-en-los-estudiantes-es-amigo-del-presidente-de-los-locales-de-alterne/