EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Febrero 2011  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28       

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

Febrero del 2011

Trabajo, dignidad y libertad

Por A. Quijano - 13 de Febrero, 2011, 23:14, Categoría: General




































 

 

Trabajo, dignidad y libertad.

Mis más sinceras felicitaciones al Pueblo egipcio.

Debo sin embargo ponerles sobre aviso en lo relativo a lo que es una democracia. Una democracia es solo lo que ustedes permitan que ésta sea y mi misiva, pretende hacerles partícipes de la muy enriquecedora  experiencia española.

La democracia española se fraguó en la necesidad de apertura de un régimen fascista que se había quedado huérfano y casi solo ante el mundo. Es cierto que el amigo americano siempre estuvo ahí, dispuesto a apoyar al vigía de occidente y que gracias al imperio se mantuvo al Pueblo español esclavo en su tierra, en manos de un ejercito, que nunca podrá decir lo que si puede decir el ejercito egipcio. El honor de un ejército es la defensa de su Pueblo  hasta la última gota de sangre, si ello es necesario. Un ejército que mata o extermina, que es lo que se hizo aquí en España, a su propio Pueblo, jamás recuperará el honor allí perdido.

El día que yo mismo vi aparecer por la esquina de la calle de la Paz, palabra de honor de que no es un juego de palabras o metáfora alguna; el primer tanque apareció procedente de la plaza de Tetuán precedido por largos segundos de ensordecedor rugido, por la esquina de la calle de la Paz con su “milico” en la torreta, yo tenía 21 años muy mal llevados; el pedete lúcido se fue al carajo y en el camino a casa en el autobús tan solo me preguntaba si el pasaporte estaría actualizado, lo saqué recién cumplidos los 18, aun tuve que hacer firmar a mis padres, por si se daba el caso que en aquel momento se estaba dando. Entonces yo ya era un apátrida, entonces, aun sin comprender la perversa influencia  ejercida por las políticas implementadas por el coronel Vallejo Nájera, no me podía sentir miembro de aquella sociedad educada en los valores clero-fascistas por todos los psiquiatras en ejercicio y todos los profesionales, que para obtener título alguno, tenían que jurar fidelidad a los principios del Movimiento Nacional Clero Fascista. Este mes se cumplirá el trigésimo aniversario de aquello. Lo mas perverso que recuerdo de aquella noche es que durante una hora o dos sentí camaradería por un puñado de individuos que siempre consideré basura, chulos, traficantes de todo lo que sea traficable, armas, drogas, mujeres. Entré en el local después de mi encuentro con el batallón de caballería procedente de Marines o Bétera y estuve allí oyendo baladronadas y viendo armas, hasta que recuperé el valor para enfilar de nuevo el camino a casa. Valencia estaba tomada por este tipo de mafias que campaban a sus anchas junto con “torrentes” de todos los departamentos, que ponían la mano por aquí y por allá. En cambio había un gran número de españoles que no pertenecían a este tipo de fauna, que sin la cultura necesaria y los medios para exteriorizar esa cultura, no existía Internet, acababan como delincuentes comunes en el primer roce con las fuerzas represivas del estado franquista. Ya en la cárcel eran marcados como reos y evidentemente todos no tenían un sindicato detrás, o una profesión liberal con la que ganarse la vida aunque mal fuera. De hecho los sindicalistas siempre marcaron las distancias muy claramente de los comunes, las víctimas se creían solo ellos y que si llegaba la liberación ellos podían tener tanto éxito social cuanto más despegados estuvieran de aquellos animales enjaulados, torturados física y socialmente hasta grados anímicamente insufribles. Así que el estado se convirtió en una trituradora de desarrapados hambrientos que delinquían porque la miseria les impedía llevar pan a su casa. Y el “garrote y prensa” de los años 40 y 50 se convirtió en los 70 y 80 en “cárcel, humillación y prensa”. Si habías pasado por las manos de los psiquiatras, por el motivo que fuera (bebida, homosexualidad, o simplemente por caer en las manos menos apropiadas en el lugar menos adecuado) era lo mismo pero con electroshock, no como los de ahora, no, sino como los practicados por Ugo Cerletti en mataderos de cerdos italianos, luego te ponían hasta las cejas de fármacos incapacitantes y el estigma era de por vida. Después de esto nunca vuelves a ser un hombre capaz, si algún día supiste mezclar colores, por ejemplo, no lo recuerdas; ya no puedes satisfacer los deseos de ninguna mujer. No importa si montas o no el fusil, se te ha olvidado hasta qué hacer con él. Ya he contado en alguna ocasión el caso del Nobel Ernest Hemingway, que se suicidó tras sufrir una serie de electroshocks. Dejó escrito algo parecido a: “La vida de un escritor son sus recuerdos y sin ellos...”. Es curioso, al final compartió con los españoles de su querida España una forma de acabar los días muy común en esta tierra, dado por loco y con los sesos fritos, por la época, en pleno macartismo, da que pensar, todo lo que oliese a “rojo” podía ser victima propiciatoria. No creo que se sepa ya nunca la causa y quien aplicó aquellos shocks. Cuanto me hubiera gustado poder acercarme a él y preguntarle: Señor Hemingway ¿Qué opina de que la Iglesia y Franco hayan sido bendecidos por Eisenhower? Al pie hay una carta que dirigió al senador McMarthy.  Además de con la mente en blanco y menospreciado por el analfabetismo endémico de las mujeres, tenías que convivir en la calle con los legionarios engrifaos y claro, no quedan muchas “pelotas” que poner cuando se te pueden llevar y atarte de nuevo en el frío cuarto de inmovilización y, freírte un poco más los sesos. Luego llegaba el síndrome de Estocolmo. Supongo que en estos niveles siempre llegaba. En los campos de exterminio era recurrente para así sobrevivir y España, fue un campo experimental de Vallejo y sus secuaces hasta mucho después de que éste pasase a engrosar la lista memorial de los españoles ilustres por sus impagables servicios a la España Clero Fascista, omnipresente hoy como ayer con sus herederos ostentosamente en el poder. Podías ver a tu madre intimar, simpatizar, con las fuerzas represivas del estado,  las negras y criminales fuerzas represivas del estado clero fascista que así habían tratado a tu padre. El síndrome de Estocolmo es una de las más tremendas cosas que le puede pasar a una sociedad. Un enfermo de esto llegará a ponerte una bomba en el asiento porque comprende al objeto de su fijación y porque eso es a lo que se dedica éste. Es una de las más tremendas experiencias por la que hemos pasados los españoles. Eso y la falsificación de la sociedad. Los cambios lo fueron de escribirlos para poder exhibirlos, pero nada más. La constitución española como todo lo que a la justicia se refiere es una gran falacia. El cambio a la democracia desde dentro de la dictadura fue el mejor invento para manipular los derechos que se entregaban al Pueblo, y los que solo se le enseñaban, como si de una broma diseñada por un psiquiatra fascista y eugenista, se tratara.

A setenta y dos años del inicio del exterminio selectivo al que fue sometido el Pueblo español y a treinta tres de entrar en vigor la Constitución y la presunta democracia,  poco ha cambiado para el Pueblo español. Ahora te cogen de uno en uno y falsifican documentos policiales para darle apariencia de legalidad y de democracia, pero el resultado es el mismo. Las listas negras funcionan hoy como ayer y la criminalización, con Internet o sin ella, incluso con ella como vehículo está a la orden del día. Se puede decir que hoy estamos, por como se desarrolla todo, en la Dictadura de Zapatero, como mañana lo estaremos en la de cualquier otro al que con nuestros votos en su lugar pongamos. Lo único que se les ocurre son formas de someter, humillar, reprimir, empobrecer, sancionar, mientras los medios de comunicación de masas jalean y apoyan sus ocurrencias, al tiempo, con cada escándalo mediático, por la puerta de atrás y en silencio se nos escamotea un nuevo derecho conseguido tras largos años, o se recorta una nueva prestación o ayuda que socava la entereza o la supervivencia de alguien, mientras todos miramos hacia la distracción creada por el circo mediático.  

Aquí en Valencia, estamos en la banca rota en la que Francisco Camps tiene a todas las escalas de la subsidiaridad, desde minusválidos hasta dependientes de todo tipo o manipulando desde el Servef a los parados de larga duración, que son los primeros que suelen tener derecho a ayudas, (si firmas un contrato y te despiden en el periodo de prueba, al renovar el documento del paro ya no figuras como parado de larga duración, es “nueva inscripción”) y el dinero que en Andalucía se da a los emprendedores en el momento de inicio de actividad para ponerte por cuanta propia si estas en paro, en Valencia se convierte en una encerrona, te lo dan a los seis meses previa justificación de los recibos y en la letra pequeña dice que te lo darán“si quedan fondos”. Es el gran fraude. Los reconocimientos del grado de minusvalía, se retienen por años, sobre todo si va a dar derechos de cobro. Hace unos días, en una emisora de radio local de la Ser, habló el responsable de un centro de atención a dependientes de La Cruz Roja, hablando de “gobiernos indecentes” que no aportan el dinero donde éste debe ser aportado, según leyes en vigor que el Gobierno Camps está pisoteando. En cambio si ha habido dinero para abrir colegios de la secta los Legionarios de Cristo. La gente se corta mucho cuando se trata de reclamar derechos que supongan subvenciones o ayudas, pero esas leyes son de corte nacional, incluso algunas de exigencia europea. No hay de que avergonzarse, los que han creado las condiciones de paro masivo han sido ellos con sus políticas y en cuanto a las ayudas y subvenciones, si la ley lo marca se tiene derecho a ellas, no hay nada de qué avergonzarse. Hay que denunciarlo. Todo es así hacia donde mires. Con estas políticas de dilación del reconocimiento de los derechos se consigue lo que sin duda pretenden, muchos de los reconocibles se mueren y dejan de ser molestos pedigüeños de miserables derechos o si los familiares se lo pueden permitir dejan de reclamar lo que el señor Camps les saquea,  con todas las fuerzas del ejercito heredero de Franco, y la colaboración de su actual Jefe ¿Cómo si no?

Los niños robados durante el franquismo dice el tribunal supremo que no fue algo instaurado a nivel nacional y lo ha repartido a los provinciales. Eso es que a ellos también les falsearon la Historia, como se la falsean a los estudiantes en los libros de texto, quizá si comenzaran con un nombre que ahora les diré comprobarían que el origen de esta monstruosidad de robar el niño bajo engaño a la parturienta para luego “darlo” en adopción tiene su origen en el mismo tiempo y lugar que “la redención de las penas por el trabajo”, Pérez del Pulgar. Aquel inicio de la institucionalización de la esclavitud durante la larga postguerra lo fue así mismo del robo de los hijos de las presas, que luego, cuando las cárceles fueron bajando su población habían creado una necesidad, oferta y demanda, ya saben. Luego efectivamente tuvo un origen nacional y desde allí se tendría que investigar, como delito de lesa humanidad que es y que como tal no prescribe. “Os damos la democracia pero aquí no ha pasado nada, o no os la damos”. Que broma macabra ¿no? ¿Esa era la voluntad real de democracia?

Hacia cada lado que se mire. La corrupción. El expolio sistemático y descarado de documentos de los que solo son los depositarios. La persecución encubierta por fuerzas fascistas todo poderosas con ramificaciones en los medios de comunicación usando viejas técnicas de control implementadas por los discípulos de Vallejo durante la instalación del país-correccional en el que la iglesia y Franco convirtieron a España. Este sistema no se desmanteló jamás y junto a fuerzas de seguridad, jueces y sistema represivo penitenciario se perpetuó sin el más mínimo cambio. De dictadura a democracia de la noche a la mañana. Hoy seguimos  exactamente igual.

Otra de las grandezas de las democracias es que un presidente como Bush, que es efectivamente un criminal de guerra, con tendencias y ramificaciones claramente neonazis, acaba su legislatura y ahí se acaba todo, nadie osará ponerle una mano encima, es el responsable de decenas de millares de muertes en todo el mundo, incluido su propio país. Pero ya nadie se acuerda de ello, ahora es la época Obama. Es evidente que el mundo entero necesita una revolución, solo de las llamas cabe ya un renacer. Hay que empezar de cero, expulsemos de nuestro entorno privilegios, secretos y preponderancia, solo así le queda una posibilidad al ser humano. De lo contrario seguiremos sustentados sobre los pilares de estas sociedades modernas: El acaparamiento por unos pocos del 90% de todo, el uso sistemático de lacayos en todos los sectores del desarrollo humano y de la información, y el uso de gladiadores tarados o jaurías de campo minado (porque ese es el valor real que tienen para sus señores) para reprimir tan violentamente como sea necesario para contener a las masas hambrientas de trabajo, dignidad y libertad.

Recordad, apreciado Pueblo egipcio, tenéis que impedir la impunidad de los que os han masacrado durante estos días y los que han hecho posible la institucionalización de la dictadura. Sin las fuerzas represivas ello no es posible y si no se mueven de sus cargos, nada cambiará, policías, jueces y todo funcionario implicado en el desarrollo y aplicación de las técnicas de subyugación deben ser removidos de su puesto, que pierdan el control de los mandos, o estáis condenados a la falsa democracia. Ésta se complementa con grandes estructuras conceptuales de cartón piedra y represión soterrada, y falsificación de la realidad, que pronto se convierte en falsificación de documentos oficiales y la criminalización, con aspecto de legalidad, de todo el que les plazca.

Alonso Quijano    

 Lo que había olvidado es la carta que Hemingway envió a McCarthy en mayo de 1950. Merece la pena copiarla, pues es una de esas cosas que molestará a todos aquellos que desdeñan a Hemingway. La carta, escrita en la Finca Vigía, lo retrata tal cual era. Las líneas reproducidas por Soriano dicen: "Honorable Senador Joe McCarthy. Querido Senador: Mucha gente empieza a estar cansada de usted y a considerarlo un extraño. (...) Sé que pertenece a un venerable ejército y que debe haber sido gravemente herido en la guerra pero, senador, usted ya nos tiene podridos y esta carta es para invitarlo a pelear. Puede usted venir a pelear gratis, sin publicidad, con un viejo de cincuenta años que pesa 209 libras, que piensa que usted es una basura y está dispuesto a romperle la cara como nadie lo hizo antes. Eso podría serle saludable y ciertamente instructivo. Cuando quiera, viejo; y en caso de que tenga sangre de perro, como sospecho, no recurra a viáticos, yo pago todo. (...) Buena suerte en sus interrogatorios, y en caso de poder sacarse ese uniforme que se pone para salir, vaya a hacerse coger. Eso le dará ocasión de un hermoso combate y después podrá contárselo a todos. Cordialmente. Ernest Hemingway".

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/14-13184-2008-04-18.html

http://www.ahistcon.org/docs/murcia/contenido/pdf/12/santiago_vega_taller12.pdf

http://www.catedras.fsoc.uba.ar/feierstein/escritosalumnos/Larepresionfranquista.pdf

كرامة وحرية العمل

Work, dignity and freedom

Würde und Freiheit der Arbeit

尊嚴和自由的工

Достоинство и свобода работы

Le travail, la dignité et la liberté

Treball dignitat i llibertat

Duintasuna eta askatasuna lan

Traballo dignidade e liberdade

Trabalho dignidade e liberdade

Lavoro ,dignità e libertà

尊厳と自由の仕

      

 

      


Permalink :: Comentar | Referencias (0)