EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

La gran mascarada

Por A. Quijano - 2 de Noviembre, 2010, 0:53, Categoría: General

























Yo no soy comunista. La historia del comunismo en el mundo me lleva a sentir una profunda repugnancia por éste sistema social que le entra a la clase obrera por la puerta de atrás, con suavidad y cariño, para cuando es llegado el momento aplicar la “dictadura del proletariado”. Que en síntesis, según la historia a demostrado, consiste en dar a cada uno lo que él vale, así, si eres un obrero manual vivirás “siempre” en la miseria que el estado te puede ofrecer y si asciendes en el escalafón social y llagas a funcionario, a según qué nivel, podrás tener tu dacha y almacenar para tu gozo y disfrute lo que nadie pueda imaginar, dacha grande y con camaradas sirvientes, que al menos, comerán las sobras de tu lujosa comida y habitarán en lugares salubres. También podrás idolatrar al camarada líder hasta el hastío de la razón, mientras te llega la hora de dar tu vida por la madre patria si llegara el caso a darse. En éste punto me gustaría nombrar a los bomberos de toda la zona de Kiev, durante los negros sucesos de Chernobil, hicieron su heroico y tristemente trágico trabajo con monos contra incendios, claro ejemplo de lo que quiero expresar. Si hablamos de los comunismos orientales, China, Corea del Norte y otros, bueno, que decir, serán mis ojos occidentales que por la falta de rasgamiento se le escapan detalles esenciales para comprender, pero el valor de la vida humana en estos países comunistas ha llegado a limites solo equiparables al valor que ésta tiene para los capitalistas que reinan en occidente, que por poner un ejemplo válido, controlan la superpoblación del mundo permitiendo que seis millones de niños mueran cada año, (dato de 2009) de hambre, mientras se destruyen alimentos para contralar el valor de éste en los mercados  internacionales y, nacionales, porque los políticos nacionales colaboran en este control de los precios, es conocido en los lugares de naranjas, por ejemplo, que el que compra el producto en el árbol recoge según el mercado, o el campo de coles, que si no hay precio se le pasa el tractor para que sirva de materia orgánica. Eso a nivel de propietarios de producto, que les puede salir más caro la mano de obra que el valor de mercado es comprensible, a nivel de estado es un crimen contra la humanidad que todos los gobiernos de occidente están cometiendo, (harina, grano, leche, legumbres, etc,etc,etc).  Otros cientos de millones morirán fuera de éstas estadísticas debido a las deficiencias mentales y físicas por malnutrición de madres lactantes y por supuesto sus limitaciones marcan el futuro de sus países gravemente, geopolítica. Occidente se ha cubierto de gloria allá por donde a dejado su huella, y ejemplos tengo por cientos sino por millares, (La guerra del opio, La esclavitud, El descubrimiento, La segunda guerra de Irak, que aunque es un tema aparentemente local es demoledor en su verdad intrínseca, etc, etc).

Y por fin llegamos a la solución final de nuestros días, hoy no está bien visto ir a robar a mano armada a ningún vecino, cercano o lejano, abiertamente me refiero, las multinacionales de todos los sectores industriales siguen saqueando en la forma que pueden a los países débiles y/o corruptos (materias primas, saqueo del medio ambiente, etc)  y con las técnicas de siempre (desestabilización por medio de juego sucio de servicios de espionaje extranjeros para poder vender armas y medicamentos mientras se procede al saqueo sistemático), pero en la forma de antes, por expansión territorial que se decía para no decir lo que realmente era, no está bien visto, así que el experimento de los Chicago Boi´s en Chile llegó a su mayoría de edad y con todo el ejercito de miserables administradores secundarios de la lavativa mental que le han estado aplicando a los Pueblos occidentales (periodistas, comunicadores, psiquiatras, psicólogos, sociólogos, etc, etc) llegamos a la entropía, la verdad real de la vida del hombre ante si mismo según su posición económica y social.

Ver a todos los que están devaluando el valor de la vida de los españoles dando la despedida a Marcelino Camacho me ha producido una profunda repugnancia. Hacer valer el signo de la cruz en éste entorno solo es posible por los lustros de usurpación criminal de la voluntad de un Pueblo, al que el ejército más sanguinario contra su propio Pueblo de la historia, subyugo de forma criminal durante cuarenta años directamente y desde entonces, a la sombra de ésta gran mascarada.

Malditos miserables.

 http://www.hispanidad.com/noticia.aspx?ID=127989

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=38158

http://es.wikipedia.org/wiki/Comisiones_Obreras

Aparecen así a partir de 1946 Hermandades Obreras de Acción Católica (HOAC), fundadas por el laico español Guillermo Rovirosa, que aparecían como un embrión de sindicatos de tipo cristiano, independientes del régimen. A través de sus órganos de prensa, como el semanario , criticaban diversos aspectos de la política social de la dictadura y adoptaban posturas liberales. Con todo ello pretendían sentar las bases de un movimiento católico de oposición que pudiera reclamar el derecho a desempeñar un papel dirigente en la vida política española, en caso de caída del franquismo, posibilidad que la Iglesia no excluía.

Alonso Quijano

Permalink :: Comentar | Referencias (0)