EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Marzo 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

Lecciones de Dignidad

Por A. Quijano - 10 de Marzo, 2010, 1:25, Categoría: General

El director del Muvim, Romà de la Calle, ha dado una de esas lecciones tan escasas en la sociedad española de nuestros días. Bueno, en España es muy escasa en general la integridad moral, de hecho…, quizá Adolfo Suarez fuese de los pocos que pasarían un examen exhaustivo de integridad moral en la historia reciente de este país, Yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la Historia de España”.    Y dimitió.

Es una lastima que no haya dimisiones en los lugares donde se firma el expolio colectivo del Pueblo. Dimisiones donde se permite que los dineros que han estafado al Pueblo en masa continúe escondido, a saber en que paraíso fiscal o caja fuerte blindada.

Mirad a vuestro alrededor, el proceso ha sido rápido y violento. De un día para el otro perdieron hasta la camisa las pequeñas empresas subcontratadas de las medianas empresas, subcontratadas  a su vez de ésta que ya presentó suspensión de pagos, ha sido puro arte, ha sido la gran estafa. Y con la ruina de la pequeña empresa que se empeñó hasta las cejas para llevarse la subcontrata de la prestigiosa empresa de fulano, que se ha llevado la contrata del Grupo Sotano, que se ha quedado la urbanización y desarrollo de la parcela que el gerente de urbanismo de Corruptilandia ha cedido a cambio de un  precio del suelo escandaloso, algún cochecillo o chaletito y alguna fiesta flamenca. La realidad, el estafado se ve obligado a seguir pagando la hipoteca a cambio de nada, por que la Ley así lo marca, y la paga por que su avalista, papá, mamá o el abuelito también puede perder su casa si deja de pagarla. El pequeño empresario seguramente pierda hasta el patrimonio propio y alguno incluso la razón. El mediano está en el limbo, dependerá de lo que tenga firmado y lo presto que haya estado a salvar los muebles. El Grupo Sotano  ha sido liquidado, sus directivos han cobrado las indemnizaciones de sus contratos blindados. Y nadie los va a molestar por que el Grupo que tenía en el aire miles de millones de euros, tenía un capital social de ¿100.000 euros? y alguna propiedad de difícil colocación. ¿Y el Gerente de urbanismo? ¿Qué ha sido de él? Lo ascendieron, ahora es el enlace del partido para altos asuntos de política, parda.

Y esto ha sido así en todo el Mediterráneo. A una gran estafa le sigue otra mayor, de una burbuja se pasa a otra, y el Pueblo, exhausto, agoniza.

Agoniza en hospitales medio desatendidos de personal y medios que escatiman lo que pueden y más,  las bajas de los especialistas que cobran media jornada y trabajan hasta 9 horas se dan de dos en dos y no los sustituyen,  se duda de que mes vaya a ser el que se reconozca que no hay dinero para pagar los sueldos del explotado personal sanitario y para sanitario. Los comedores sociales pierden sus proveedores por que los pagos se alargan hasta que la goma se parte.

         No voy a continuar. Si mañana, de golpe se recuperase la dignidad moral de todos los que debieran observarla estrictamente, posiblemente, el país por unos días se colapsaría. Es posible que así quizá este país levantase la vista al frente y caminase con orgullo hacia un futuro, que por hoy no le pertenece.

Aun así, viva la libertad de expresión.

 

Alonso Quijano

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)