EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Febrero 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28  

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

Es solo uno más

Por A. Quijano - 4 de Febrero, 2009, 20:53, Categoría: General

Hace ya casi veinte años de esta anécdota. Rescaté de una muerte segura a una perrita que vagaba por un pueblo de Valencia en el que entonces yo vivía. Abrí el portón del patio para sacar el furgón y en un descuido la perra se metió dentro, estaba realmente mal, los cazadores adiestran a sus perros para que no se coman las piezas que cobran, entre otras cosas menos comentables, habituándolos a comer las carnes ya cocinadas. El animal estaba al borde de la muerte por inanición, pero estaba al parecer sano, su pelo corto jugaba mucho a su favor en cuanto a infestaciones de parásitos y demás miserias que acompañan a estos animales. Yo entonces tenía ya otra perrita mal criada y, erróneamente, hoy lo sé, creí que le iría bien una compañera de juegos y "especie". Cogí al nuevo bicho y lo llevé al veterinario, lo vacunó, levantó acta de que me hacia cargo del animal por si su dueño lo reclamaba; confirmó que excepto la falta de alimento estaba sana y tras hacer la cartilla, recetarme un antiparásito externo realmente excelente y unas vitaminas, emprendí el regreso a casa; la llevaba cogida con la correa de mi otra perrita, con la que solía salir bastante y fue al entrar en una calle no demasiado larga por la que no habíamos pasado al venir, cuando aburrió la anécdota que les cuento; de pronto a lo largo de toda la calle, los gatos que habían en los alfeizares de las ventanas, acurrucados en las aceras al sol o en cualquier lugar que se encontrasen, movieron de su posición con celeridad. Y esa fue la tónica desde entonces, aquellos a los que solo les faltaba acercarse a olisquear a mi perrita de siempre, desaparecían con prontitud cuando iba con la otra. El instinto de los animales es algo increíble. Los seres humanos somos también animales y aunque a un nivel distinto, poseemos esos instintos innatos que desarrollan nuestras capacidades. 

En mi caso por ejemplo, tengo problemas con los médicos en cuanto me ven. Es sin duda algo instintivo. Ninguno de ellos sabe que grabo las conversaciones por si alguno me denuncia por amenazas o alguna otra miseria de las muchas que estas "autoridades" acarrean. O que pido siempre copia de las pruebas realizadas una vez han dado su diagnostico. Ninguno sabe en la primera visita que me gusta el sonido de los relojes de oro de los médicos especialistas, sobre todo si están dando listas de espera de tres y nueve meses, claro, el que se lo puede pagar busca antes uno de pago. Pero desde el primer momento que entro en una consulta hay algo, no nos caemos bien, debe ser el instinto. Llevo cinco años de médicos con mi compañera.

Con las autoridades me ocurre lo mismo. Yo no estoy contra la autoridad sin más, odio las armas y sin una autoridad todos nos veríamos abocados a usarlas. Pero la autoridad en España, está viciada por un negro pasado que nadie depuró para entrar en democracia con una garantía mínima de limpieza y no solo en las fuerzas armadas, de las que día sí día no aparece algún caso de, ya no de corrupción, sino de usos de practicas que todos relacionamos con el facha "Torrente", que tan bien ridiculiza un conocido actor español del esperpento; si no de todo el funcionarizado, aquí todo funciona de forma "orgánica". La autoridad ejerce su función de forma absolutamente arbitraria en todas las parcelas de poder que afectan al Pueblo. Y si no estás de acuerdo métete en los juzgados, para enfrentarte de cara con un de los tres poderes del estado que no hizo falta falsificar ¿para qué? ha estos no los vota el Pueblo y aplicando una justicia del siglo XIX, son la última muralla con la que se estampa todo el que tiene un litigio de cualquier tipo con la Administración. Siempre que tengas dinero para pagar un abogado, por que sino, con la que sea te has quedado, sea un pleito por mala praxis médica, un porrazo "orgánico", o cualquier otro abuso del Estado, de los muchos que se pueden cometer en una democracia falsificada, en una sociedad tan profundamente enferma y de tan corruptas bases conceptuales.

Por otro lado, el hecho de no haber tenido un padre en el que fijarme como la mayoría de las personas, me ha convertido en un personaje absolutamente atípico y fuera de norma, lo que tampoco ayuda para el día a día en una sociedad uniforme y diseñada por Psico-Sociologos de la dominación de lo material. Vales lo que tienes, eres lo que eres capaz de comprar. Si le añadimos la educación recibida por el trato dado a mi familia por la autoridad: penalización de la pobreza por ellos mismos creada, encierros y tratamientos psiquiátricos similares a lo de "alguien voló sobre el nido del cuco", criminalización de la simple supervivencia. Un Estado policiaco terrible y sanguinario suplantador del rol del padre en la figura de la madre y otras torturas psicológicas igualmente propias de una mente retorcida y mezquina, capaz de hacer pasar hambre y miseria a los no afectos. Todo ello me hace pensar que la persecución fascistoide de la que soy objeto no comenzó hace veinticinco años, sino más de cuarenta. Ahora tengo 49 años. 

Esto no es la democracia, la democracia en su propio concepto conlleva bienestar e igualdad, una persona un voto. Pero ello implica que se votan personas que realmente representan al pueblo, que las fuerzas públicas cumplen el papel asignado, que el funcionario trabaja para el Pueblo, que todo lo que se gasta pertenece a todos y se gasta en el beneficio de todos, que la justicia se imparte en beneficio del Pueblo, que las cárceles para adultos y jóvenes y enfermos son para rehabilitar al afectado. Pero todos vosotros sabéis la verdad, no necesito arriesgar mi libertad diciendo lo que realmente está ocurriendo con todo esto. Y todo, absolutamente todo, tiene una única causa. La impunidad y la continuidad de todos los que estuvieron implicados y formaban parte del sistema mafioso-fascista de Franco y su cohorte de sátrapas. Y amigos, la infiltración es tan absoluta en todos los sectores sociales, que ya no hay solución. La falsificación se ha consumado con éxito.

Este artículo es posible que sea móvil, es decir, es posible que le añada más fotografías. Ahora es lo único que queda ejerciendo de ladilla. ¿Qué policía fascista pasa información ilegal donde no debe? Los medios actuales son realmente efectivos, en otras décadas se contaban por decenas.

                                                                  


La gente con demasiada información, que se desenvuelve dentro de los penetrados medios de información españoles desde hace años, sabe perfectamente como, desde la oscuridad, a plena luz, servir al viejo maestro de las fuerzas sucias del país desde los tiempos del diseñador de esta sociedad Neo Fascista, en la que  braceamos entre inmundicias de todo tipo, el General Antonio Vallejo-Nájera.

Por cierto, para cuando su beatificación, la de Vallejo.  

Permalink :: Comentar | Referencias (0)