EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

JUDAS

Por A. Quijano - 8 de Diciembre, 2008, 2:29, Categoría: General

JUDAS

 

La Iglesia Católica sigue sin sentir vergüenza de sí misma, lejos de ello, recupera posiciones sociales aquí en España con cada paso atrás que se ve obligada a dar. Desde el ultra católico presidente del congreso  -“todos saben que mi padre era un falangista”. Puesto por Zapatero ¿se cobra una pensión vitalicia por cada cargo ejercido? Hasta el ultra católico Presidente del Supremo, órgano que al muy poco tiempo de iniciar sesiones decidió, sobre un grave asunto que afectaba a la “Sagrada Madre…” por supuesto a favor de ésta. También puesto por Zapatero. Forman parte, de hecho o de imagen, de esta impresión de preponderancia de la Iglesia Católica, nada despreciable como propaganda de ésta y a su vez, sapo a tragar por los muchos perjudicados por esta Iglesia, aunque sea solo a nivel de poseer conocimientos históricos de la implicación, de esta Iglesia, con el régimen de terror instaurado por el ejercito golpista, al servicio de fuerzas extranjeras, que sacrificó a cientos de miles de españoles durante mas de cuarenta años, con la colaboración activa como un socio más del Eje, de la Iglesia Católica, en la represión y exterminio del pueblo con capacidad de discusión, todo el que no enmudeció y dijo amén, fue muerto a propias manos del ejercito o falange, o entregado como ocurrió con más de siete mil españoles a Mathausen y otros campos, eso los que llegaron, los que quedaron por el camino gracias a los de Petain, la GESTAPO y los agentes del cuñado de Franco, Serrano Suñer, no se sabrá jamás.

La responsabilidad de la Iglesia Católica en todo aquello va bastante más allá de cuatro fanáticos sanguinarios. La estructuración de órdenes religiosas tanto de monjes como de monjas, en acciones de colaboración en la gestión de presos y presas y la salida y reeducación de los hijos de estas, se manejan cifras de entre 15 y 20.000 niños, es incuestionable. Y el posicionamiento de tanto gerifalte ultra católico en posiciones de control de daños van en esa dirección, ¿quien y como reunirá las muchas pruebas incriminatorias que se tienen contra la Jerarquía Católica e impulsará una querella criminal por colaboración, cuando no participación directa, en la desaparición forzosa de gran parte de estos miles de niños? Los crímenes contra la humanidad no prescriben, no pueden ser amnistiados por nadie, afecto como es el caso, o desafecto.

 

A nivel global, el posicionamiento de la Iglesia Católica en contra de la solicitud francesa ante la ONU, para pedir la despenalización de la homosexualidad en los más de 90 países que aún hoy mantienen penas, en algunos de muerte, contra este colectivo, curiosamente uno más de los que para los nazis eran merecedores de crueles torturas y exterminio, como gitanos, enfermos mentales y entre otros, judíos. Esto no comenzó, como cabría esperar, con la asistencia de Hitler a la mundialmente famosa representación de la Pasión de Oberammergau, en la Baviera alemana, donde se representaba entonces a un Judas, que representaba a todos y cada uno de los judíos, sino en el cuarto y último en ser fechado de los Evangelios, el de Juan. En tan temprana existencia del cristianismo fue cuando se asimilo a Judas, en su supremo acto de maldad, directamente con todos los judíos. Con la declaración de apócrifos o falsos evangelios a todos los gnósticos, no menos de 30, entre los que había un Evangelio de Maria Magdalena y ¡otro de Judas!, por Ireneo en Lión en el 180 d.c., se cierra el circulo que dio paso al Nuevo Testamento y ha sido desde entonces, por el que se han justificado las mayores masacres y destierros de los judíos, 1800 años atrás.

La Iglesia Católica del siglo xxi, se opone a que en la ONU se pida que en más de 90 países se deje de considerar un delito ser homosexual.

¿Son nuevos Judas de una confesión que a necesitado enemigos sobre los que caminar desde su misma fundación? Por el más que dudoso, honorablemente hablando, Pablo de Tarso. Tras muchos años de perseguir cristianos; digamos que ejercía de promotor artístico de la época, los llevaba a actuar a los circos. Él es considerado el fundador de la Iglesia de Roma. La falsificación de la falsificación.

 

A. QUIJANO

 

 

He encontrado mucho material realmente bueno para complementar mi más que humilde aportación. Aquí van.

 

¿Cómo entregar a esta gente donativo alguno en defensa de desheredado alguno sea del color que sea, para la parte del mundo que sea, si son capaces de hacer algo así?  

 

Angola (15-01-07)

Implicación de la iglesia católica en desalojos forzados

Londres.- Amnistía Internacional ha publica hoy un informe que revela el grado y alcance de los desalojos forzados en Angola y en el que la organización expresa su especial preocupación por los desalojos forzados que las autoridades angoleñas han llevado a cabo aparentemente a petición de la iglesia católica en Angola.
La organización de derechos humanos ha asegurado que prácticamente todos los desalojos forzados llevaron aparejado el uso excesivo de la fuerza, que en ocasiones incluyó palizas a menores y mujeres –entre ellas una mujer embarazada– por parte de la policía así como disparos indiscriminados contra residentes que intentaban proteger sus casas.
Según lo publicado en el informe "Lives in ruins: forced evictions continue", miles de familias han sido desalojadas a la fuerza desde 2001, casi siempre sin previo aviso a las familias afectadas. Decenas de miles de personas se han quedado sin alojamiento, y cientos de familias aún viven entre ruinas.

Desde septiembre de 2004 se han demolido repetidamente casas de residentes en el municipio de Kilamba Kiaxi para despejar el terreno a proyectos de edificación de viviendas públicas y privadas. En 2006, el gobierno angoleño reconoció públicamente que las personas desalojadas a la fuerza tenían derecho a recibir una indemnización, y anunció públicamente que estaba revisando su estrategia de edificación de viviendas para responder a las necesidades de alojamiento de su población urbana. No obstante, ninguno de los afectados que residían en Kilamba Kiaxi ha recibido hasta la fecha una indemnización o un alojamiento alternativo adecuado.
“Pese a las afirmaciones del gobierno, la situación de la vivienda en Luanda no ha mejorado; de hecho, cientos de familias siguen sin tener un hogar después de haber sido expulsadas de sus casas –ha afirmado Tawanda Hondora, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía Internacional para África–. Resulta inquietante que muchos de los desalojos forzados de los dos últimos años se hayan efectuado, al parecer, a petición de la iglesia católica.”
En 1998, el gobierno angoleño devolvió formalmente a la iglesia los terrenos que ésta poseía con anterioridad a la independencia, en respuesta a una petición formulada por el difunto papa Juan Pablo II durante su visita a Angola en 1992. Sin embargo, muchas familias llevaban años viviendo en esos terrenos –en el barrio luandés de Wenji Maka–, algunas incluso décadas.
Según la información recibida, cuando las autoridades angoleñas concedieron a la iglesia católica la titularidad de esos terrenos no tuvieron en cuenta a las personas que ya residían en ellos, y la policía nacional ha intentado en repetidas ocasiones expulsar a más de 2.000 familias de la zona en la que la iglesia católica tiene intención de construir un asilo.
En respuesta a la solicitud de información por parte de Amnistía Internacional en relación con la participación de la iglesia católica en estos desalojos forzados, el arzobispo de Luanda manifestó que la iglesia, al reclamar su titularidad sobre los terrenos, había pedido al gobierno que ofreciera tierras en otras zonas a las personas afectadas. Además, el arzobispo aseguró que, en muchos casos, esas personas habían erigido construcciones en los terrenos al enterarse de que la iglesia tenía intención de recuperarlos. El arzobispo justificó las medidas adoptadas por la iglesia manifestando: “summum ius summa iniuria" (ley extrema, justicia extrema), o, como lo interpretaba el arzobispo, “la justicia absoluta puede desembocar en injusticia”.
“La iglesia católica no debería pedir a las autoridades angoleñas que desalojen a las personas que habitan unos terrenos cuya titularidad le ha sido concedida –afirmaba Tawanda Hondora–. Pero es el gobierno angoleño el principal responsable de los desalojos, y como tal no sólo está obligado a detener tales acciones ilegales sino también a ofrecer ayuda a las víctimas de desalojos anteriores que siguen careciendo de alojamiento, así como a dar instrucciones inequívocas al personal encargado de hacer cumplir la ley para que no participe en más desalojos forzados y lleve ante los tribunales a los responsables de violaciones de derechos humanos.”

Información complementaria


Según la información recibida, el gobierno angoleño tiene previsto acometer el proyecto urbano más ambicioso de todo África y está poniendo en marcha otros proyectos de construcción con el apoyo del gobierno chino. Su resultado, el aumento de la presión sobre el suelo urbano, está ocasionando en Luanda el desalojo de las familias más pobres de diversos barrios de la capital, lo que ha sumido a estas personas en un estado de pobreza aún mayor.

 

 

 

El Vaticano está dispuesto a dar la batalla contra la homosexualidad incluso en la ONU

02-12-2008De hecho su portavoz ya ha anunciado que votará en contra de que la homosexualidad deje de ser delito en los 90 países del mundo donde todavía lo es. Es una propuesta que Francia llevará a las Naciones Unidas el próximo día 10.

 

De la web de TVE

 

 

Una carta confidencial revela que Ratzinger ordenó a los obispos que  mantuvieran en secreto las alegaciones sobre abusos sexuales a menores


Jamie Doward, corresponsal para asuntos religiosos. Domingo, 24 de  abril, 2005.  The Observer*
  

 “Desde anoche el Papa Benedicto XVI se enfrenta a una demanda por  obstrucción a la justicia, después de que se descubriera que había  enviado una orden, según la cual las investigaciones y pesquisas que  realizara la Iglesia sobre abusos sexuales cometidos contra menores  fueran llevadas a cabo en secreto. La orden fue dada en una carta de carácter confidencial (a la que ha  tenido acceso The Observer), que fue enviada a todos los obispos católicos en Mayo de 2001
   En ésta, se defiende el derecho de la Iglesia a mantener en secreto y a  retener la evidencia durante un período de diez años, después de que las  víctimas hayan alcanzado la mayoría de edad. La carta iba firmada por el  Cardenal Joseph Ratzinger, que fue elegido sucesor de Juan Pablo II la  semana pasada.
   Los abogados de las víctimas afirman que la carta tenía como fin impedir que las denuncias de las víctimas salieran a la luz pública o fueran  investigadas por la policía. Estos mismos abogados acusan a Ratzinger de 
“/evidente obstrucción a la justicia./”
   La carta que “atañe a muy graves pecados” fue enviada desde la  “Congregación para la Doctrina de la Fe vaticana que sustituyo a la de la Inquisición, y a cargo de la cual  estaba Ratzinger. En ella se explica a los obispos la posición de la Iglesia católica ante  una serie de temas que va desde la celebración de la eucaristía con un no-católico hasta el abuso sexual de un clérigo “/a un menor de 18 años/”. La carta de Ratzinger afirma que la Iglesia Católica puede  reclamar la jurisdicción en aquellos casos en los que el abuso a un  menor lo haya cometido un clérigo o sacerdote.
   Asimismo se sostiene que la jurisdicción de la Iglesia dura hasta los  dieciocho años del menor y otros diez más.
En la carta se ordena, además, que las investigaciones preliminares de cualquier denuncia de abusos sexuales sean enviadas al departamento de Ratzinger, el cual tendrá la facultad de entregarlas o no a un tribunal privado en el que “/las funciones de juez, procurador, notario o representantes legales son desempeñadas únicamente por sacerdotes/.”
“/Este tipo de casos esta sometido a secreto pontifical/” concluye la carta de Ratzinger. Romper el secreto pontifical mientras esté vigente la jurisdicción de los diez años acarrea penas que incluyen la excomunión.
   La carta se hallaba formando parte de la documentación referente a una demanda presentada a principios de este año contra la Iglesia Católica  de Texas y contra Ratzinger por dos presuntas víctimas de abusos sexuales.
Según los abogados de las víctimas, el Cardenal Ratzinger, al enviar  esta carta, conspiró para obstruir la acción de la justicia.
   El abogado de las dos presuntas víctimas, Daniel Shea, que fue quien  descubrió la carta, dijo: “/La carta habla por sí misma. Uno tiene que preguntarse inevitablemente:¿por qué no empieza a funcionar el reloj hasta que el niño cumple los 18 años? Esto se llama obstrucción a la justicia./”
   El padre John Beal, catedrático de Derecho Canónico de la Catholic University of America, en declaración oral jurada, el ocho de abril del pasado año, reconoció ente Daniel Shea que la carta ampliaba la  jurisdicción y el control de la Iglesia católica sobre delitos de abusos sexuales. La carta de Ratzinger estaba co-firmada por el Arzobispo Tarcisio Bertone, quien, en una entrevista de hace dos años, ya aludió a la  oposición de la Iglesia católica a permitir que organismos ajenos a ella pudieran investigar las denuncias de abusos sexuales.
   “/En mi opinión, no tiene fundamento la exigencia de que un obispo esté obligado a contactar con la policía para denunciar a un sacerdote que ha admitido ser culpable de pedofilia/” dijo Bertone Daniel Shea criticó la orden de que las denuncias sobre abusos sexuales sólo pudieran ser investigadas en tribunales secretos: “/Están  imponiendo la doctrina y el secreto sobre estos casos. Si la justicia o los organismos legales descubren estos casos, pues entonces los afrontan. Pero no se puede investigar un caso si no se descubre. Y si logras mantenerlo secreto hasta que la víctima cumple 18 años y después otros 10 más, pues el sacerdote logra irse de rositas./”
Una portavoz de la oficina de prensa del Vaticano declinó comentar el contenido de la carta de Ratzinger: “/No es un documento de carácter público, así que no vamos a hablar de él./” dijo."

 

Esta la tenía yo reservada desde hace tiempo, es un buen momento para darle, de nuevo, luz.

 

 

 

 Agosto de 2006

 

La diócesis católica de Davenport (Iowa) se declaró hoy en quiebra antes de afrontar demandas bajo el cargo de no sancionar a un cura acusado de abusar sexualmente de más de una decena de sus feligreses hace cuatro décadas.
    Esta es la cuarta diócesis que se declara en bancarrota en Estados Unidos debido a los escándalos sexuales protagonizados por sus sacerdotes.
    El obispo Lawrence Soens, quien se retiró del sacerdocio en 1998, ha negado las denuncias, y el juicio en su contra, así como contra la diócesis, debe iniciarse el próximo día 23.
    Esas denuncias han sido presentadas por alrededor de quince antiguos estudiantes de la escuela secundaria de Regina, en Iowa City, de la cual Soens fue director en la década de 1960.
    La decisión de la bancarrota fue anunciada por el obispo William Franklin, quien señaló en el sitio de internet de la diócesis que los problemas financieros que sufre la diócesis 'no dejan otra alternativa'.
Esos problemas incluyen la resolución financiera de más de 20 demandas planteadas contra curas acusados de someter a abusos sexuales a otros sacerdotes.
    Desde el 2004 la diócesis, que tiene más de 100.000 fieles en 22 condados, ha pagado más de 10,5 millones de dólares para resolver demandas contra sus sacerdotes, entre ellas un acuerdo extrajudicial alcanzado con 37 víctimas hace un año.
    Hoy, la diócesis de Davenport se encuentra en un momento histórico. Aunque entregamos una compensación justa a víctimas o supervivientes, también creemos que la decisión de reorganizarnos es la mejor forma de continuar la misión de la Iglesia', señaló Franklin.
    Las otras diócesis que se han declarado en bancarrota son las Portland (Oregon), Spokane (Washington) y Tucson (Arizona).

Terra Actualidad – EFE

 

     

 Un tribunal de EE.UU. autoriza a denunciar al Vaticano por los casos de abusos sexuales

  • Los afectados podrán presentar demandas contra la Santa Sede por negligencia
  • Es la primera vez que un tribunal federal emite una decisión contra el Vaticano
  • Más de 10.600 personas han acusado a 4.000 sacerdores de abusos sexuales

EFE WASHINGTON 26.11.2008

EE.UU. abre la puerta a denunciar al Vaticano por los casos de abusos sexuales. Un tribunal federal del estado de Kentucky ha autorizado a presentar demandas contra la Santa Sede por negligencia en los casos de abusos cometidos por sacerdotes de la Iglesia Católica de Estados Unidos, han informado fuentes judiciales.
La decisión, que ratifica un dictamen similar de mayo de 2007, se ha tomado espués de que tres hombres de Kentucky denunciara haber sido víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos cuando eran niños. Estos habrían sido cometidos entre los decenios de 1920 y 1970.
Los tres hombres, representados por el abogado William McMurry, demandaron al Vaticano en 2004, año en que negoció un acuerdo extrajudicial con la diócesis de Louisville por 25,7 millones de dólares (20 millones de euros).
Murray ha dicho tras conocer la decisión de los tribunales que el Vaticano, y no sólo las diócesis locales, deben rendir cuentas por los abusos sexuales cometidos por los miembros de su clero.

Dictamen sin precedentes

Es la primera vez que un tribunal federal emite una decisión contra el Vaticano, algo inédito en Estados Unidos.
En concreto, el tribunal ha determinado que el Vaticano, como Estado soberano reconocido por el Gobierno de EE.UU., podría ser objeto de demandas si se demuestra que los obispos y otras autoridades de la Iglesia Católica encubrieron casos de abuso sexual si éstos ocurrieron en territorio de este país.
Sin embargo, el dictamen ha dejado en suspenso una determinación sobre si dichas autoridades son empleadas del Vaticano y si actuaron obedeciendo órdenes de la Santa Sede.
U
n abogado que ha representado al Vaticano en el proceso no ha precisado si se apelaría la decisión, pero señaló que estaba complacido por el hecho de que el tribunal hubiese limitado las demandas a casos ocurridos en territorio de EEUU.

Un 'rosario' de escándalos

Desde 2002, la Iglesia Católica de EE.UU. se ha visto agobiada por una ola de demandas por abusos sexuales cometidos por sus sacerdotes.
Un informe del Colegio John Jay de Justicia Criminal señaló recientemente que un total de 10.667 personas han acusado a 4.392 sacerdotes por abusos sexuales, cometidos entre 1950 y 2002.
Para resolver muchos de esos casos, en su mayoría de forma extrajudicial, la Iglesia Católica ha tenido que pagar compensaciones por más de 3.000 millones de dólares (2.342 millones de euros), según medios de la prensa local.

 

 

 

La Iglesia católica o el imperio del mal

por juan carlos longás garcía

 

L

A jerarquía eclesiástica está que se sale. Uno ya no sabe si es puro afán de notoriedad o, simplemente, que a un colectivo tan provecto como protervo se le va la olla y, en el desquicio, aflora lo mejor de un pensamiento cultivado desde siempre y atesorado con mimo en los años en que tanta barbaridad no parecía estar de moda. De la inmensidad del anecdotario con que nos suelen regalar los oídos y las meninges, hay dos perlas recientes que merecen alguna consideración.

La primera, como no podía ser de otro modo, se debe a ese prodigio intelectual, a medio camino entre la antropología, la psiquiatría y la prospectiva social, con que la Iglesia ha tenido a bien honrar a los tinerfeños, a cuantos por aquella diócesis se acercan y, gracias a la tecnología, a los que consumíamos nuestra existencia ignorantes de que tan ubérrimas tierras esconden semejante dechado. El curita ha resuelto de un plumazo el gran problema de la Iglesia católica, integrada en sus niveles superiores por un colectivo -el clero- particularmente proclive (abruma la rotundidad de los datos) a la pederastia.

Los homosexuales del siglo, esto es, los laicos, son unos enfermos que siempre pueden contar con la caridad de la Iglesia en el afán por salvar sus almas. Algo hay de morboso (tal vez inquietante) en esa obsesión por abrir amorosamente los brazos (¿serán sólo los brazos?) al colectivo gay. Pero con la clerigalla es otra historia, porque son los niños (qué malvados, y eso que Jesús les concedió el reino de los cielos... ¡uy!) los que provocan y los pobres sacerdotes sólo son culpables del pecado (pecadillo, tampoco hay que dramatizar) de flaqueza. Así que en la Iglesia no hay homosexuales sino pobres víctimas de los manejos de pérfidos niños. De paso, los ingenuos pederastas ya saben a qué (a quién) se debe su desgracia.

No se trata ya de que, como tan a menudo ocurre, la Iglesia -un representante cualificado- ignore o desprecie a las víctimas. Es más grave aún, porque en este caso culpa a las víctimas de su propia desgracia y hace buenos a los verdugos. El argumento tampoco es nuevo. Que se lo digan a tantas mujeres violadas a las que encima se reprende porque es que van provocando, a los parados que lo están por vagos o a los países pobres que lo son por carecer de ética del trabajo...

La segunda perla no es, alegrémonos por ello, del mismo calado social, aunque también lo tiene conceptual, doctrinal y político. Y es que el obispo de Valencia, Agustín García-Gasco, ha afirmado que el laicismo es un fraude y que nos dirigimos, gracias al aborto, al divorcio exprés y a ideologías manipuladoras de los jóvenes, a la mismísima disolución de la democracia. Ahí es nada. Sorprende, para empezar, que la palabra democracia surja en un discurso episcopal sin pretender condenarla o alertar sobre sus degeneraciones sino, por el contrario, para quejarse de su desaparición. Algo no está bien. El argumento es tramposo y deshonesto de principio a fin. Para empezar, es la propia Iglesia la que ha generado y puesto en circulación toda una teorización del laicismo que es la que conviene a sus intereses: el laicismo, como el pecado, sólo existe en las calenturientas mentes de los ideólogos eclesiásticos. En segundo lugar, no se me alcanza cómo la resolución de problemas sociales mediante la ampliación de derechos pueda terminar con un sistema cuya esencia debería ser, precisamente, obtener el máximo espacio de libertad. En tercer lugar, sólo la Iglesia, por una patente autoconcedida, no manipula: millones de damnificados por los colegios de la Iglesia lo atestiguan. Lo que hay detrás de todo esto es miedo. Miedo a la pérdida de influencia y de poder político y económico. Y en coherencia con su historia, la única salida que se le ocurre a la Iglesia es trasladar al Código Penal sus peculiares concepciones de la vida y la moral. Su democracia es un régimen opresivo y vigilado en el que sólo es realmente libre la Iglesia. Ahí está el Estado de la Ciudad del Vaticano: obras son amores...

Deberíamos estar ya hechos al disparate. Pero hay que reconocer a Rouco y sus demoníacos secuaces la capacidad para sorprender una y otra vez (¿no serán ellos las huestes del Anticristo? Se echa de menos la autorizada opinión de Iker Jiménez). El portavoz de la Conferencia Episcopal, Martínez Camino, llegó a afirmar (según recogió la prensa) que "el matrimonio homosexual es la cosa más terrible que ha ocurrido en veinte siglos". Nada más y nada menos. No las guerras, las matanzas, el desprecio a los derechos humanos, la opresión de unas personas (las más) por otras (las menos), la sistemática discriminación de la mitad de la humanidad (las mujeres) en nombre de principios sagrados y un largo etcétera en el que la Iglesia ha tenido mucho que ver (véase, sólo como muestra, Colosenses, 3, 18-19). No, lo peor ha sido que se reconozca la igualdad civil de un colectivo de ciudadanos. Habrá que pensar que la verdadera desgracia en estos veinte siglos ha sido que a un emperador romano se le ocurriera crear una estructura para dominar mejor su imperio y pusiera en marcha ese mecanismo infernal mejor conocido como Iglesia católica.

 

Publicado el 3-1-2008 en WWW.NOTICIASDENAVARRA.COM

 

Este texto lo leerán mejor aquí, el tamaño de la fuente hace más justicia a su contenido y este espacio juega con ventaja en cuanto al de su web original, es monográfico, luego el espacio es casi ilimitado.

 

 

03-01-2008

Los Verdes exigirán la creación de una ley que aborde la laicidad del Estado español y que plantee "definitivamente" la separación entre Iglesia y Estado, al entender que hay un sector de la Iglesia Católica que supone un "peligro para la democracia del mismo tipo del que suponen los fundamentalistas islámicos o de otro tipo".

 

 

 

Yo añado ¿Cómo se puede permitir que gente de tal calaña se acerque al hijo de nadie? ¿Le inculcará el odio? ¿O……..?

 

Por una mente sana. En un cuerpo “feliz” y sano.

 

A. QUIJANO

 

Si algún autor o propietario de derechos desea que se elimine su texto de este blog existe un correo de contacto. La publicidad es del servidor del blog, no teniendo el autor control ni parte alguna en ello.

 

 

Divúlgalo, indéxalo, enlázalo. Ellos tienen universidades y mucho “niño de dios” en practicas, en medios repartidos por todo el mundo.

¿Crees que lo merecen? ¡¡Focos!! por favor.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)