EL REINO DE LA CORRUPCION
Novela de Ciencia Ficción Sociológica

El presente y el pasado se entremezclan en el relato que de la vida social de un país ¿imaginario? hace el conductor a su joven acompañante durante el largo viaje de regreso a casa, después de una ruta comercial de varias semanas.
La acción se desarrolla en un futuro no demasiado lejano, en el que es posible vislumbrar rasgos característicos de nuestros días y nuestras sociedades.
Después de leerlo nos quedan claras muchas cosas que no debieran de ocurrir jamás. Pero, ¿no pasaron ya? ¿Es un simple novelista el autor? ¿Existe la verdad?

Autor: A. Quijano
DESCARGAR DESDE:

Mediafire

Mega

ALBUM IMAGENES DE ALONSO QUIJANO

El Blog

Calendario

     Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Alojado en
ZoomBlog

APRECIADA MAJESTAD

Por A. Quijano - 16 de Junio, 2006, 21:31, Categoría: Antecedentes

APRECIADA MAJESTAD

 

Fue enviado por correo electrónico a distintos medios de comunicación el día 5 de Abril del 2006


Apreciada Majestad:

He tenido una gran satisfacción al conocer que había estado usted aquí en Valencia, con motivo de la convención del estudio sobre las causas de la pobreza.

Yo también asistí, hace entre 25 y 30 años, a una conferencia promovida por Caritas Diocesana sobre la pobreza, que se impartió en las dependencias del antiguo CEU, en la calle Universidad de Valencia, asistió mucha gente. Era muy joven y tuvieron que pasar algunos años para comprender en toda su intensidad algunas de las cosas que allí se hablaron; cosas como crear partidos políticos de parados y "pauladas" de ese cariz. Aunque el nivel de aquella conferencia fue muy bajo, de lo que se propuso allí, entonces, ya estaba todo hecho, recuérdense las comisiones obreras, o el "vivero de políticos" que el episcopado de Sevilla tuvo en sus sótanos, formado mayormente por señoritos andaluces e hijos de falangistas orientados hacia cuales debían ser sus nuevas causas en aquel presente, si querían tener un futuro en la España, que debería ocupar tras su normalización, un lugar en Europa; de allí salieron nombres de batalla y currículos de diseño.

Hay Majestad, cosas, que no se distinguen bien desde las atalayas, me permitiré con su benevolente permisión enumerar solo algunas de las muchas ideas que durante esos 25 ó 30 años, alguien con su misma inquietud, a podido entrever y valorar como posibles soluciones a tan impresentable problema para la imagen, que representa la pobreza. Si ve útil alguna de ellas, no dude en disponer, no tienen propietario intelectual, son del    Pueblo.

En el plano oficial se deben hacer leyes que condenen a cualquier administración que dilate en la forma de recursos judiciales, o cualquier otra forma, las indemnizaciones por daños naturales, por deficiencias en la construcción o planificación, o por cualquier otra contingencia que sonroje la razón, La colza, Tous, Vacas locas, etc.

Se deben habilitar procedimientos, ya existentes para otras contingencias como son los malos tratos y las heridas sospechosas, entre otras, que obligue a actuar de Oficio en los casos de lesiones que conlleven declaración de minusvalía, con derechos desde ese momento adquiridos a recibir cuanta asistencia y/o remuneración en la forma que sea que la ley indique. Y no como ocurre ahora, que la ley contempla unos supuestos en los que se tiene unos derechos de los que, no solo nadie informa si no que se escamotean descaradamente a sus supuestos beneficiarios, si no tienes la fortuna de que algún compañero o vecino te lo cuente. Hay una gran película que cuenta otra variante del mismo problema, ¿ha visto usted "El médico de la mutua"?. La mutua en este caso es el Estado.

Se deben habilitar penas de cárcel para el cargo público que promueva éstas actitudes entre sus subordinados, y para estos mismos, no hay absolutamente nada que mine más y más profundamente la dignidad del pueblo, que un trilero institucional le arrebate lo que por ley le pertenece. Se debe estipular un máximo de tres meses para solventar los expedientes de minusvalía y no veinte o veinticinco que se está tardando ahora. En algunos casos no solo es una condena a la pobreza, la pobreza y la injusticia generan daños mayores e irreparables, cárcel, muerte prematura o cárcel y muerte prematura. Conocí un médico, en ejercicio en una prisión del estado, que era drogodependiente severo, era cliente en la bocatería que mi compañera tuvo en un pueblo de Valencia. Era buen tipo. Quizá algún día lo cuente.

Se dice, que hay ayuntamientos que tienen la capacidad de mover sus bolsas de miseria de drogadicción extrema, según intereses urbanísticos, Apreciación y Depreciación, ¿sabe?. Y que no se respetan los mínimos derechos humanos en asuntos como PAI´s y expropiaciones. Y que las persecuciones personalizadas sin orden escrita por Juez alguno, duran tantos años que es difícil encontrar el origen, afectando severamente al desarrollo social de "algunos" ciudadanos, es más difícil encontrar trabajo, y si tienes clientes en una actividad independiente, los clientes son "espantados", como en los regímenes totalitarios. Se podría preguntar, como casos más llamativos, a periodistas gallegos que salieron a la luz cuando el Prestige, ¡periodistas! ¿Por donde está pasando el pueblo llano? No hay estudios de cuanta pobreza genera esas actitudes de los poderes locales y no locales, no se, lo de Marbella puede ser un buen inicio. Pero solo eso.

En el plano socio-laboral, Majestad, se puede crear una gigantesca Fundación, en la que fuese obligatorio ingresar entre un dos y un cuatro por ciento de los beneficios de cada ejercicio fiscal, no solo por parte de las empresas derivadas de los Monopolios que ahora lucran a familias de rancio abolengo y Multinacionales Espirituosas, también empresas, que sin el abuso que del pueblo se hizo durante los negros años del bestial Nacional catolicismo ejercido por la Dictadura de Franco, no hubieran amasado las grandes fortunas que manejan hoy. Usted sabe que aún se están dictando sentencias contra las situaciones de esclavismo instauradas por los nazis.

Imagínese, dos o cuatro por ciento. Si tenemos éxito podemos ampliarlo a toda la UE, en menor cuantía de porcentaje, claro, ellos si pagaron lo suyo; y entonces podríamos crear puestos de trabajo en El Congo, en Nigeria, en toda África, para que dejen de morir en los mares y mal vivir en nuestras ciudades, y de ser usados por aquellos que volverían a enriquecerse con el trabajo esclavo del pueblo, sometido y humillado. Y sin esa presión, Majestad, sobre el mercado laboral y otras medidas como la abolición de las ETT y cuantos agentes sociales atenten contra el libre mercado laboral, habremos acabado con el setenta por ciento de la pobreza, el resto, en solo unos años encontraremos soluciones para tan "disminuido" problema.

Los miembros de la realeza, Majestad, Condes, Duques, etc., etc., deberían aportar, como actitud ejemplarizante, el Doble de ese porcentaje de sus beneficios empresariales, el Cincuenta por ciento de los ingresos derivados directamente por su condición de miembro de la realeza, y el Setenta por ciento, cuando estos ingresos procedan de usurpación de derechos del pueblo, Subvenciones Oficiales procedan de Europa o no, destinadas originariamente para ganaderos o agricultores. Legalmente inmoral. Obscena inmoralidad legal.

Seria un ejemplo histórico que paliaría el recuerdo que sus antepasados imprimieron, a veces a fuego, en los habitantes de sus Feudos, y que afortunadamente los nuevos sistemas de control de masas y las novísimas técnicas de Marketing Sociológico Individualizado han dejado en desuso.

Los beneficios de la Banca. Los ingresos de los partidos políticos. Hay mucho más, en veinticinco ó treinta años surgen una infinidad de ideas, para según que asuntos de gran calado, como es el de la pobreza. Tan solo se trata de aplicar a otros campos los mismos principios básicos. Como decía, también por aquellas fechas de la conferencia de Caritas, el orador de la oscura fundación Nueva Acrópolis, en su disertación sobre Mishima:


-"Deberíamos ser consecuentes con nuestras ideas".


Gracias por su preocupación e implicación en los grandes problemas de nuestro tiempo. Espero no haber roto ningún protocolo. En todo caso, le ruego benevolencia.


Siempre suyo.


ALONSO QUIJANO

Permalink :: Comentar | Referencias (0)